Return to site

Razones por las que tu negocio no crece

Por: JOSÉ A. RUIZ

· Negocios,dinero,Empresas

Muchos emprendedores se preguntan por qué después de abrir su negocio, pasan los años y su empresa no crece. Para hallar la respuesta, primero hay que analizar lo que sucede al interior de la empresa, ya que es común que los dueños tengan excusas que facilitan que se siga fallando el modelo de negocio.

Las tres grandes frustraciones para el dueño:

  1. Tiempo: “No puedo esperar más para que el negocio crezca, necesito mantener a mi familia”.
  2. Equipo de trabajo: “La gente no me apoya dentro de la empresa, no es capaz de asumir compromisos y no es comprometida”.
  3. Dinero: “Necesito hacer crecer mi negocio, buscar más clientes pero no sé cómo”.

Todas las empresas están diseñadas para los resultados que obtienen y los resultados de una empresa son responsabilidad directa de quien está a cargo.

El empresario debe aprender a reclutar mejor a las personas, contar con las herramientas para evaluarlas, él no debe seguir un método de selección sino de eliminación, que sean los candidatos quienes se encarguen de eliminarse para que al final quede el mejor.

Los mejores empleados son los que comparten el sueño con los empresarios. El dueño debe considerar que es más importante el tema de la actitud que el de las habilidades.

Cuando el problema es de finanzas, el empresario debe aprender más de finanzas, conocer más de interpretación de estados financieros, de temas de contabilidad, y conocer cómo se comporta el tablero de su negocio.

Muchos empresarios “tiran la toalla” cuando ven que su negocio no crece pese a tener varios años en el mercado. En este caso, lo que se debe investigar es porqué se llega a ese desencanto.

Hay que analizar el perfil de los dueños, si se trata de un emprendedor o de un director porque como dueño te toca jugar diferentes roles. A algunos les gusta la parte creativa y no directiva. El dueño debe tomar en cuenta que el éxito de su negocio dependerá del tiempo en que le invierte a su empresa. No puede dedicar gran parte de éste a la parte operativa del negocio, esa responsabilidad la tiene que dejar sobre un empleado de confianza para que así retome la parte creativa”, recomiendan especialistas.

En la mayoría de los casos el director es el empleado o el obrero más caro, es el apaga fuegos y/o el bombero de la empresa.

All Posts
×

Almost done…

We just sent you an email. Please click the link in the email to confirm your subscription!

OK