Return to site

Reconocer nuestras limitaciones

Arturo González Valencia

La mejor estrategia mental que existe frente a los miedos es reconocer en primer lugar nuestras limitaciones y las deficiencias en nuestro conocimiento sobre nuestra realidad y la realidad que nos rodea, así que al saber esta situación podrás estar en condición de vencer miedos que aun no comprendes, que aparecen cuando menos te lo esperas y que te impiden proseguir en el camino hacia aquello que tanto deseas.
En relación a los miedos o fobias, sabemos que existen diversas variantes o factores que los desencadenan; sin embargo los miedos los podemos catalogar en tres tipos básicos: externo, interno, o subconsciente (trauma).
De entre los tres, el tipo subconsciente y el tipo interno son los más difíciles de encontrar una solución ya que debes tomar la iniciativa para conscientemente reconocer la fuente del miedo y tomar las medidas necesarias para gestionarlo bien y superarlo. 
Una vez que reconozcas la categoría a la que pertenece el miedo cuando este aparezca te ayudará a saber cómo debes gestionarlo de forma correcta.
A continuación te muestro los 3 tipos de miedo:
Tipo 1. Miedo Exterior
Entre los 3 tipos de miedo, éste es el más fácil de detectar y gestionar. Es similar a una fobia donde una fuente externa provoca un grado de temor interno o que no deja de ser un nivel de ansiedad bastante manejable.
Por ejemplo, el miedo a las arañas o miedo a las alturas se encuentran entre los la mayoría de fobias comunes y pertenece a este tipo de miedo. 
Una sensación de miedo, ansiedad o malestar es experimentada por la persona que siente ese miedo en particular cuando se enfrenta a una situación concreta que contiene los factores externos desencadenantes. 
La fuente del miedo, los factores externos desencadenantes, son fáciles de identificar, y una vez en este punto puedes fácilmente buscar formas alternativas de hacer frente a esos factores que provocan el miedo, gestionándolo para así superar el miedo.
Dado que los temores externos son a menudo causados por experiencias negativas por no saber gestionar bien esas mismas fuentes externas de miedos en el pasado, puedes adaptar algunas técnicas que te ayudarán a comprender la realidad de la situación. 
La idea es modificar las asociaciones negativas anteriores con estos factores externos que provocan miedo para así poderlos reconocer conscientemente y gestionarlos.
Tipo 2. Miedo Interior
Este tipo de miedo está estrechamente asociado con bajos niveles de autoestima o de confianza. 
Sin embargo, como con el miedo externo, los factores desencadenantes son provenientes de una fuente externa que produce una emoción negativa. 
Este disparador automático produce reacciones internas y temores, que se manifiestan como duda o el cuestionamiento de la capacidad que posee uno mismo para realizar alguna tarea o acción.
Muy a menudo, cuando la gente comienza a cuestionarse sus propias habilidades, lo que desencadena esto es miedo al fracaso. 
Este tipo de miedo, a menudo impacta en tu habilidad para interactuar con tu entorno social.
Si quieres conquistar el tipo de miedo interno, tendrás que averiguar qué función está desempeñando la aparición de ese miedo. Normalmente responde a cubrir una necesidad que tenemos de comportarnos de una manera o de otra y esto al final se convierte en un hábito. 
Algunas personas buscan ayuda profesional que les permita adaptar una nueva perspectiva sobre la situación y adoptar conductas o hábitos que no hagan posible la aparición de esas inseguridades y temores.
Tipo 3. Miedo Subconsciente o Trauma
Este tipo de miedo es producido por las creencias aceptadas en tu mente que sirven para protegerte en algún aspecto pero que a su vez está limitando tu potencial y peor aún, puede acabar en un autosabotaje.
Este miedo está asociado también con el tipo de miedo interno en el sentido de que tienes la tendencia a cuestionarte tu propia capacidad para lograr algo. 
La diferencia primordial radica en la profundidad del miedo, es decir en el miedo de tipo interno; donde, tú eres consciente de algo que haces que no te favorece, es decir la conducta o el hábito, pero en el tipo de miedo subconsciente tú no eres consciente de lo que ocurre ya que ese miedo nace del nivel de las creencias y nuestras creencias están ocultas.
Como es algo que está oculto y muy cerca de tu identidad, tú crees que eres así y la tendencia es dudar de ti mismo y hablar negativamente sobre tu persona. Y por eso aparece este tipo de miedo tan limitante.
La forma de superar este miedo es cambiar las creencias limitadoras que te producen ese miedo por creencias potenciadoras que te hagan seguir adelante, que a su vez, te permita maximizar tu potencial.
Superar tus miedos requiere que estés motivado, que tengas razones para vencerlos. 
Una forma de motivarte es mediante el establecimiento de objetivos que es lo que te ayudará a aumentar el deseo de gestionar y superar tus miedos.
Aparte de eso, esto te proporcionará un sentido de dirección y los beneficios que conlleva deshacerse de tus miedos para siempre y poder tener una orientación en tu vida diaria mucho más centrada en lugar de no tener nunca una idea clara de lo que quieres hacer en la vida.
http://tendenciavital.ning.com/profile/ArturoGonzalezValencia
All Posts
×

Almost done…

We just sent you an email. Please click the link in the email to confirm your subscription!

OKSubscriptions powered by Strikingly