El trabajo en equipo y la rigidez personal sencillamente, no se mezclan. Si quieres trabajar bien con otros y ser un buen jugador de equipo, tienes que estar dispuesto a adaptarte a él. Los miembros de un equipo que son adaptables tienen ciertas características. Las personas adaptables son y están...
1. Dispuestas a aprender: Diana Nyad dijo: "Estoy dispuesta a enfrentar lo que sea; el dolor o los malestares temporales no me asustan cuando entiendo que la experiencia me llevará a un nivel nuevo. Me interesa lo desconocido y la única forma de conocer lo desconocido es incurcionar en ello, es derribando barreras". Las personas adaptables dan siempre una gran prioridad a abrir nuevos caminos. Están siempre dispuestas a aprender.
2. Emocionalmente seguras: Las personas que no tienen seguridad emocional ven casi todo como un reto o una amenaza. Miran con rigidez o sospecha el que otra persona talentosa se una al equipo, temen que afecte su posición o título o que las cosas no sigan haciendo como se habían venido haciendo. En cambio, a las personas seguras los cambios no les alteran. Evalúan una nueva situación  o una modificación de sus responsabilidades basadas en los méritos de tal situación o cambio.
3. Creativas: Cuando vienen los problemas, las personas creativas encuentran una forma de superarlos. La creatividad da alas a la adaptabilidad.
4. Orientadas al servicio: Las personas que se enfocan en sí mismas son menos aptas para hacer cambios a favor del equipo que aquellas enfocadas en servir a los demás. Si tu meta es servir a tu equipo no será difícil adaptarte para alcanzarla.
La primera clave para ser parte de un equipo es estar dispuesto a adaptarse a él. ¡No esperes que el equipo se adapte a ti!
All Posts
×

Almost done…

We just sent you an email. Please click the link in the email to confirm your subscription!

OK