Return to site

Seleccione sus asesores con sabiduría

Por: Jon M. Huntsman

Rodéese de colegas que tengan el coraje de decirle no

Mis hijos creen firmemente que yo pertenezco a otra época. Nunca aprendí sobre computadoras; no entiendo muy bien cómo funcionan los correos electrónicos. Mis cartas y notas son a menudo escritas a mano. Manejo la tecnología de hoy debido a que muchas personas a mí alrededor son tecnológicamente competentes. De alguna manera, eso me deja en un lugar más placentero en donde las relaciones son más personales.

Si usted no tiene conocimiento acerca de algún tema, encuentre personas que lo tengan. Tengo a mi alrededor hombres y mujeres con maravilloso talento, habilidad, energía, virtud y futuro. Ellos saben que ser miembro del equipo de Huntsman requiere lo siguiente

  • Adherencia a los valores propios
  • Lealtad a la compañía
  • Lealtad con el gerente operativo
  • Competencia

En general, busco asociados éticos, leales y talentosos. Encontrar el talento es la parte más fácil. Encontrar los criterios requiere de ojos y oídos hábiles. Son indiferentes para mí las características de género, raza, religión, preferencia política, origen étnio, el nombre de la universidad, estatus familiar, estilo de peinado y otras particularidades que parecieran ser las pautas de otras empleadores. Juzgue a las personas por sus valores, carácter y no por su aspecto, origen y creencias filosóficas.

El número de empleados de Huntsman ha llegado a ser tan alto como 16,000. Indudablemente ha crecido considerando desde los 200 trabajadores con los que empecé hace 35 años. Para guiarlos he buscado individuos con liderazgo y habilidades específicas más allá de las mías.

La vida no es un juego de solitario; las personas dependen unas de otras. Cuando uno hace el bien, los demás son levantados. Cuando uno fracasa, los demás también son importados.

La vida no es un juego de solitario; las personas dependen unas de otras

No existen equipos de un solo hombre, ni por definió natural. El éxito es un esfuerzo conjunto; depende de aquel que está al lado suyo.

Para mí siempre ha sido fuente de fuerza personal estar rodeado de gente con valores similares y o mejores que los míos, que compartan mi pasión y visión con capacidades mayores a las mías.

Cada uno de nosotros empieza con una habilidad para ser un líder moral. Desde los padres hasta los gerentes operativos poseemos la sabiduría para ver y apreciar el camino ético y decente. Es el valor lo que separa a aquellos con sabiduría de aquellos que convierten esa sabiduría en acción. Es el coraje, no el título, lo que separa a los líderes auténticos de los que pretenden serlo.

All Posts
×

Almost done…

We just sent you an email. Please click the link in the email to confirm your subscription!

OK